“One Piece (PARTE I)”, la extensa aunque divertida agonía de ver este gran shonen

Nota:

Este shonen se ha convertido en uno de los más famosos y con mayor éxito que se han creado hasta la fecha. También se podría decir que es uno (si no el que más) de los más largos y, aunque sus rellenos no se pueden comparar con otros tan extensos como los de Naruto, siempre sobran y desquician a los seguidores que siguen la trama principal. Obviaremos estos rellenos, pues no estaba dispuesto a comerme más episodios de los que ya de por sí tiene esta extensa serie.

Además, muchas de las diferentes subaventuras en las que se hace escala para encontrar el tesoro One Piece son largas, tediosas y se hacen cargantes para el espectador. Intentaré explicarlas todas y cada una desde mi punto de vista.

INICIO DE LA HISTORIA

Luffy y Shanks tras el ataque de un monstruo marino.

Monkey D. Luffy es un chico de escasa edad que es amigo de unos cuantos piratas y su ídolo no es más que el capitán de esta banda, Shanks. Por casualidad, traga la Fruta del Diablo Gomu Gomu y se convierte en un chico de goma. A continuación es salvado por Shanks en una rabieta y le promete que cuando sea mayor se convertirá en el Rey de los Piratas. Shanks le promete que se volverán a ver, y como muestra de esta le entrega su posesión más valiosa, un sombre de paja que Luffy protegerá con su vida.

Una introducción muy bien producida, de una forma breve pero que te cuenta cómo empezó todo, por qué Luffy busca el One Piece y, en consecuencia, el por qué de sus aventuras y cómo adquirió los poderes que le harán tan poderoso de aquí en adelante.

RECLUTAMIENTO DE LA TRIPULACIÓN

Durante el inicio de su aventura, ya con 16 años, Luffy se encuentra con Zorro Ronoa, un espadachín armado con tres espadas y cazador de piratas que se actualmente se encuentra fuera de su labor. Es convencido por Luffy para acompañarle a Grand Line en busca del One Piece, buscando el su propio propósito de convertirse en el mayor espadachín del mundo.

Más adelante se encuentran con Usopp, un torpe pero confiable camarada que se encuentra en una encrucijada por la amenaza de unos piratas a su pueblo natal, dirigidos por el capitán Kuro. Sombrero de paja se encarna entonces en una cruenta batalla para vencer a este poderoso rival que recuerda a Edward Manostijeras. Al ser ayudado por el hombre de goma, Usopp no se lo piensa y decide unirse a la tripulación, consiguiendo por fin el tan ansiado navío que los acompañará en su viaje, el Alma de Merry.

A continuación, se encontrarán con Nami, una inteligente navegante que, al parecer esconde siempre un plan bajo la manga y acaba por engañar a los protagonistas, abandonándolos y quedándose con el barco. Sin embargo, esto lo hace por un motivo, pues pertenece a una banda de extorsionadores llamada ‘Los Tritones de Squallo’, dónde le dejan practicar su más preciado pasatiempo, la cartografía, a cambio de pertenecer a la banda y atemorizar a su propio pueblo.

Estás introducciones de los personajes se llegan a hacer demasiado largas, utilizando capítulos enteros para rememorar los acontecimientos que han llevado a los personajes a estar donde están hoy en día, algo muy utilizado a lo largo de la serie. Por el resto, las batallas y curiosidades son bastante interesantes y llenas de emoción para el espectador.

EL RESTAURANTE BARATIE Y LA UNIÓN DE SANJI

La tripulación del sombrero de paja llega hasta el famoso restaurante flotante Baratie, dónde se libra una dura batalla contra el pirata que se hacía pasar por capitán de la marina Don Krieg. Este pirata cuenta con un arsenal incorporado en su dorada armadura y las hace pasar mal a los protagonistas. Además cuenta con compañeros con habilidades especiales y, precisamente jugar limpio, no es lo suyo. Al final, Luffy consigue vencer al impostor y Sanji, el cocinero que se encargaba de preparar los mejores platos del restaurante Baratie, decide unirse a ellos para perseguir su sueño de encontrar el Gran Índigo y todos los manjares que este contiene.

Durante este tramo de aventura, disfruté bastante. Se crea un ambiente de ayuda y a la vez injusticia que hacen despertar la solidaridad del espectador, haciendo que desesperadamente se apoye a los buenos en su batalla. Además, unos golpes devastadores y sobrenaturales hacen que la emoción sea aún más exagerada durante la batalla.

LA BATALLA DE ARLONG PARK

Nami, Arlong Squallo y Luffy, en Arlong Park.

 La base de Arlong Park está controlada por una banda de piratas está compuesta por tritones, hombres pez que pueden vivir tanto en el agua como en tierra, aunque son más poderosos en las profundidades. Arlong Squallo es el cabecilla de esta banda que, junto a sus subordinados, tienen subyugados a los hogareños de una pequeña región, de la que es procedente Nami. Luffy se apiada del pueblo y decide ir a rendir cuentas con Squallo, la cual Nami presencia. Al final, tras una sangrienta y dura batalla, Arlong Squallo es derrotado y Nami deja la banda para unirse a la de Sombrero de Paja.

Uno de los tramos más emocionantes, con más acción y en los que más sentimentalismo se muestra. La batalla entre los dos cabecillas podría considerarse una de las mejores que hay en el anime, donde luchan el aspecto intimidante y bravo de Squallo y la fuerza y valentía que despierta Luffy al no amedrentarse con nada. Repito, para mí, una de las partes que más me gustó de este anime y que más me hizo engancharme.

LOGUETOWN Y RUMBO A GRAND LINE

Luffy encuentra el  lugar dónde fue ejecutado Gold D. Roger, el que fue anteriormente el Rey de los Piratas y por el cual empezó la Gran Era de los Piratas, al esconder el One Piece en Grand Line. En su visita a Logue Town, el hombre del sombrero de paja es perseguido por la armada y el Capitán Malhumo, poseedor de otra Fruta del Diablo. Está a punto de atrapar a Luffy, hasta que un misterioso personaje lo salva. A partir de aquí se dirige hacia Grand Line para poder proseguir su búsqueda del One Piece.

 Es una travesía que, aunque necesaria, no deja de ser larga y aburrida. La emotiva e incansable búsqueda del patíbulo de Gold Roger por parte de Luffy se hace incluso algo que también te levanta tu insistencia por ver al protagonista en el lugar donde su predecesor e ídolo fue ejecutado, pero la luego larga batalla sin nadie que oponga una gran resistencia (aparte de Malhumo, ese tío sí que tiene una habilidad poderosa) hace que se pierda el interés de esta trama.

WHISKEY PEAK

Tras superar la barrera de Red Line e internarse en el impávido mundo que crean las aguas de Grand Line, Luffy y sus camaradas llegan a una isla, gracias a la brújula magnética necesaria para navegar por este extraño mar, dónde son recibidos como auténticos héroes, entre vítores y festejos. Sin embargo, algo anda mal y tanto Nami como Zorro empiezan a formar parte de ese juego de beber desprevenidos. Cuando cae la noche, la temida Banda Baroque hace su aparición y ataca a los protagonistas. Tras la batalla, donde salen victoriosos, conocen a Vivi, princesa de un reino lejano que se había infiltrado en la banda para conocer sus planes y detenerlos.

Esta necesaria y entretenida introducción a una nueva aventura ofrece el conocimiento adecuado para hacer frente a lo que se viene por delante. Nos presenta, casi de sopetón pero de forma efectiva, como una banda organizada está haciendo estragos en las islas y regiones cercanas y como la nueva camarada temporal de los protagonistas se les une tras la promesa de estos de ayudarla.

ISLA DE DRUM E INCORPORACIÓN DE CHOPPER

Con el objetivo de devolver a Vivi al reino de Arabasta, del cual la joven le corresponde el título de princesa de manera legítima, la tripulación llega hasta una isla cubierta por la nieve y el hielo, donde buscan sin descanso un médico que cure la terrible enfermedad que padece Nami. Ante ellos aparece una bruja, detestada por el resto de la población, pero la única que tiene conocimientos de medicina, y Wapol, antiguo tirano de la isla que vuelve para reclamar su tierra. Luffy enfrentará a este usuario de la Fruta del Diablo que le permite comer todo lo que se le antoje para defender el castillo donde vive la bruja y, así, cobrarse el favor de trate la enfermedad de la joven pelirroja. También conocerán a Chopper, un reno humanoide que comió la Fruta del Diablo y puede transformar su cuerpo, además de ser el pupilo en medicina de la bruja.

Un arco que es bastante cargante, siempre retrasando y alargando la trama en varios capítulos. Los sucesos transcurren con mucha lentitud, cargado de flashbacks y relleno que hace que una conversación y una salida de pocos minutos transcurra en hasta tres capítulos. También se hace muy cargante la relación con Chopper, pues no pasa de ser un personaje bastante pedante aunque puedes llegar a encariñarte con él en ciertos momentos de valentía y por su pasada historia traumática.

ARABASTA

La banda del Sombero de Paja llega a Arabasta.

Tras convencer a Chopper de que se una a la tripulación, los del Sombrero de Paja llegan al reino regentado por Nefeltari Cobra, padre de Vivi. La actual situación de Arabasta es drástica, en plena guerra civil por el control del reino entre los rebeldes y el ejército, donde la Banda Baroque hace de las suyas bajo el mandato de Cocodrile, que no es más ni menos que uno de los siete Guerreros del Mar. La lucha de este contra Luffy por defender a Vivi y el reino será el culmen de este arco.

Nos encontramos con una saga muy tediosa, donde parece interminable la llegada a la acción de los protagonistas y la aparición de sus némesis. Cocodrilo se mantiene en el anonimato hasta más de la mitad de la aventura y los piratas principales se entretienen con cualquier cosa. Sin embargo, los capítulos finales son espectaculares, donde los Nami, Zorro, Usopp y compañía se enfrentan a los principales miembros de la banda Baroque. Además, la pelea de Luffy vs Cocodrile no tiene desperdicio.

SKYPIEA

La subida como polizonte y la inclusión en la banda de Nico Robin hace que el pequeño grupo inicial se vaya expandiendo. Por los diferentes misterios que esconde el Grand Line, el Alma de Merry acaba en una isla en el cielo, donde sus habitantes están caracterizados por tener pequeñas alas en la espalda al modo de ángeles. Sin embargo, la mayoría de la población está atemorizada por el Dios Enel, capaz de controlar los rayos a su antojo. Tras encontrarse con la tribu nativa de los Shandia y su más poderoso guerrero, Kamakiri, se enfrentarán a Enel y sus esbirros para impedir el gran mal que acontecerá al mundo si el llega a completar su plan.

Nos encontramos ante la que puede ser el arco más aburrido, extraño, largo y cargante de toda la serie. A excepción de la batalla final entre Enel y Luffy, el resto es un sinfín de historias sin sentido, rememoraciones del pasado y preceptos de la enemistad entre los habitantes del cielo y la tribu de los Shandia. La lucha con los subordinados de Enel también resulta ser una pesadez y nada entretenida.

WATER SEVEN Y ENIEST LOBBY

Bajamos desde la isla del cielo y, tras un poco de relleno, el Alma de Merry se resiente, así nuestros piratas buscan un astillero en la impresionante ciudad de Water Seven. Aquí encuentran a magníficos artesanos (Franky, un cíborg, es uno de ellos y se unirá a la banda), pero también una banda que trabaja en secreto para el Gobierno Mundial, el CP9, y que busca derrocar al alcalde Iceberg y secuestrar a Nico Robin. Tras conseguirlo, después de una pequeña batalla y escaramuza, huyen hasta Eniest Lobby, una fortificación estratégica de la Marina, donde lucharán contra todo un ejército para salvar a su camarada.

La segunda mejor trama de toda esta serie (la primera es Marineford), con unas apariciones estelares de los protagonistas dando un paso al frente y sacando a relucir sus más expertas habilidades. Además, se muestran como propios piratas (no como exploradores por la jungla como parecía en Skypiea) y la ambientación contribuye mucho a la diversión y a la vez a la tensión. Las batallas contra el CP9, tanto en Water Seven como en Enniest Lobby son asombrosas, descargando habilidades de todo tipo tanto de los antagonistas como de la banda de Luffy. El propio hombre de goma despertará aquí una de las habilidades que se convertirá en su marca personal durante el resto de la trama, llamada Gear Second.

THRILLER BARK

El equipo se adentra en unas aguas misteriosas donde conocen a Brook, un extraño esqueleto con vida (esto se debe a los efectos de una Fruta del Diablo) que ha sido condenado a vivir en ese mar sin ver el sol. Esto es producido por Moria, otro de los siete Guerreros del Mar que se dedica a robar la sombra a las personas. Tras desembocar en su isla, Luffy y algunos de sus compañeros sufren esta maldición de manos de Moria, por lo que se verán obligados a luchar contra él y su ejército de zombies. Finalmente, Luffy consigue escapar del terrible destino que el Guerrero del Mar le había preparado tras una lucha frenética.

Esta parte de la aventura es curiosa, pues está dedicada como un homenaje al género terrorífico y zombie, pero llevado al terreno de la serie de One Piece, con sus momentos graciosos y cómicos, y sus momentos épicos donde los protagonistas recurren al valor y a la unión para hacer frente a las grandes adversidades que les acontecen.

IMPEL DOWN Y MARINEFORD

Luffy carga contra la armada respaldado por el apoyo de sus comañeros.

Tras llegar a la isla Sabaody, los piratas son separados y enviados hasta distintos lugares desconocidos. Desde aquí, la historia se centra solo en Luffy (nombrado muy poco a los demás) y en su intento por salvar a su hermano, Portgass D. Ace, el cual se encuentra en la mayor prisión de la Marina, Impel Down, y será ejecutado en breve. Luffy decide marchar hacia Impel Down para rescatarlo pero se encuentra con una magnífica fortificación submarina donde cada nivel es peor que el anterior, con enemigos más fuertes y mayores riesgos. En este momento, Ace es trasladado a Marineford, la mayor fortaleza del mundo, así que Luffy emprende el camino para rescatarlo, pero se encuentra con la mayor resistencia jamás vista por parte de la marina. Sin embargo, Barbablanca (capitán y amigo de Ace) se unirá a él para hacer frente a sus enemigos.

Nos encontramos ante la más larga, a la vez que interesante y dramática, trama de la serie, repleta de acción. Marineford constituye la batalla de las batallas, la lucha mundial entre los piratas y la Marina. Barbablanca, el Rey de los Piratas actual, hace su aparición y demuestra su impresionante fuerza junto a Luffy, el novato que sorprende a todos. Así nos encontramos ante una batalla incesante, donde la tensión de que Ace sea ejecutado está presente en todo momento y a veces hace impacientarnos, pero merece la pena disfrutar de cada minuto de esta cruenta confrontación.

Generalizando, esta historia tiene momentos para todo: hay tránsitos que te harán reír a carcajada limpia y otros que te harán llorar e incluso emocionarte; llegarás a experimentar el verdadero aburrimiento con sucesos irrelevantes y tu corazón dará vuelcos con las escenas más épicas jamás vistas en un anime; odiarás los flashbacks con todo tu alma y llegarás a amar a todos y cada uno de los personajes principales (bueno, tal vez Chopper te resulte pedante). Eso sí, mucha paciencia y tiempo libre es lo que necesitas para poder ver esta primera parte de la aventura de los siete mares, pues se constituye nada más y nada menos que de 516 capítulos de 20 minutos cada uno, algo impensable que si no eres verdadero fan, abandonarás a las primeras de cambio. Para mí ha supuesto un verdadero reto, con abandonos y reinicios en ciertos momentos.

Jorge Martínez

Jorge Martínez ha escrito 185 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: