“iBoy”; la abominación de los hackers

Nota:

En los últimos años las productoras y los guionistas construyen historias sobre una de las brechas existentes creadas por las nuevas tecnologías, los hackers. En la mayoría de los casos estos individuos emplean las pequeñas grietas informáticas para cumplir las justicias que las leyes no pueden llevar a cabo por su propia cuenta. Esto, en un tono muy distinto, lo hemos podido ver en una de las series revelación de hace un par de años, Mr. Robot

Digo en un tono muy distinto porque la producción de Netflix que vamos a comentar a continuación dista en muchos aspectos de la ficción realizada por USA, sobretodo en los aspectos de calidad, originalidad, guión y producción, siendo la de este cutre producto de Netflix ridícula.

La película coprotagonizada por Maisie Williams (Arya en Juego de tronos) cuenta la cutre historia de cómo un joven británico se convierte en una especie de ciborg capaz de controlar todos los dispositivos tecnológicos con la mente. Esto, como ocurre siempre, producido por un fatal accidente. Un balazo recibido en la cabeza que en el trayecto arrastró trozos de su teléfono móvil a su cerebro. Es ciencia ficción, sí, pero al menos invéntate algo más que “es que tienes trozos de tu sony xperia en el cerebro y claro, eres capaz de ver el código fuente de las cosas flotando por el puto aire”. 

El largometraje se basa principalmente en un esquema muy básico de chico pringado se convierte en un poderoso oponente que se logra vengar de todos los que le hicieron daño a él y a sus allegados en el pasado. No os preocupéis, aquí encontrareis todos los clichés necesarios y es apta para cardíacos ya que no ocasionará ningún tipo de sobresalto. No os vais a sorprender, ya os lo digo yo. Desde el minuto uno sabes qué pasará con cada uno de los personajes. Tampoco esperéis ningún personaje con carisma, no lo hay.

Maisie Williams ejerce un papel pobre y, para qué nos vamos a engañar, la chica tampoco es de las mejores. Encarna en Juego de tronos a una niña fuerte y diferente pero eso no hace buena a la joven actriz. La trama es un cúmulo de chorradas y soluciones rápidas para llegar al final tan esperado. Sí, por dios, que acabe esto ya. El punto fuerte es ese, su breve duración.

Como conclusión he de recomendar el no visionado de esta cinta. Es una producción fallida de Netflix junto con muchas otras. Una imitación insultante de proyectos tan profesionales como Mr. Robot que nacen de la vertiente hacker en los tiempos que corren.

Javier Sólvez

Javier Sólvez López ha escrito 219 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: