“Taboo”; el salvajismo elegante de la venganza

Nota:

Este año uno de los actores más carismáticos del momento, Tom Hardy, ha decidido dar el paso de no solo protagonizar una ficción televisiva, sino también de encargarse del puesto de productor ejecutivo y guionista, junto con su padre y Steven Knight (el mismo que participa en otro de los “proyectos escondidos” como es Peaky Blinders). La miniserie, que cuenta con un total de ocho episodios, narra la historia de un hombre muerto según los rumores, James Delaney, que vuelve a la vida civilizada para reclamar lo que es suyo tras la muerte de su padre.

En esta historia ambientada en la Inglaterra de la época victoriana, podremos seguir el entramado de relaciones de poder que tratan de hacerse con la herencia del padre de Delaney al tratarse de tierras estratégicas en el conflicto bélico de entonces. Por ello el protagonista tendrá que pensar con la cabeza fría y calcular cada uno de sus movimientos, como si se tratase de una partida de ajedrez. 

En el reparto también nos encontramos con otras caras conocidas como Oona Chaplin, que hace el papel de la hermana del protagonista y que poca importancia dará a la trama principal. Aún así destacar su buen trabajo. Jonathan Pryce, al que ya pudimos ver en las últimas temporadas de Juego de tronos como el mesías que alborotó poniente, vuelve a hacer un fantástico trabajo con esta interpretación que, aún con sus similitudes con su famoso papel, logra ser único y ambicioso.

Por otro lado gozaremos con la interpretación de un Tom Hardy notable que hace estragos para no confundir su personalidad con la del personaje. Una creación de personaje perfecta para el escaso tiempo del que se dispone en los cuarenta minutos que nos ofrecen durante tan solo ocho semanas. En este tiempo se puede llegar a saber poco a poco algo más del personaje de Hardy pero el aura de misterio siempre empapará al protagonista. 

La producción de la ficción televisiva es sublime y nos deleita con una fantástica ambientación que nos sumergirá en los claroscuros victorianos de los lóbregos rincones de la Inglaterra más sucia. El hilo musical nos acompañará en todo momento para firmar las situaciones más tensas y la escenografía nos ayudará a entender mejor el momento en el que viven los protagonistas de la historia.

La historia, que perfectamente podría tratarse de una obra teatral, exige pocas localizaciones y utiliza con frecuencia el recurso dramático clásico. En conclusión, un producto de notable calificación que todo amante de las historias de entramados estratégicos debería ver. Aquí no veremos excesivas situaciones de acción, pero no por ello nos despega de la silla. Una serie que, en España, podremos ver a través de HBO España.

Javier Sólvez

Javier Sólvez López ha escrito 219 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: