Lo mejor del D’A Film Festival 2020 (Parte 3)

El festival coge ya ritmo de crucero y empezamos a ver las que pueden ser las mejores películas del festival entre humanistas reflexiones sobre los invisibles en las grandes urbes; una japonesa perdida en Uzbekistán que quiere ser cantante; o una comedia indie que expone con sinceridad un retrato de la comunidad LGTBI.

Ghost Tropic (Bas Devos, Bélgica) – Transicions

Después de un duro día de trabajo, Khadija, una mujer musulmana de 58 años, cae rendida en el último tren de la noche. Cuando despierta, al final de la línea, asume que para poder llegar a casa tendrá que ir caminando. A medida que transcurren las horas se va relacionando con distintas personas.

Dejando a un lado el lenguaje más radical y experimental de sus dos anteriores películas (Hellhole, Violet), el belga Bas Devos teje una minimalista, limpia y objetiva mirada sin juicios a los solitarios individuos que trabajan o habitan en la fría noche de las urbes europeas y dotarles de una profunda dignidad a la mayoría de ellos (un guardia de seguridad, un sin techo, una cajera de una gasolinera…) desde la mirada y el camino de Khadija; verdadera heroína de a pie de todos esos humanistas valores.

Fascinante en lo formal; a partir de largos planos fijos o que siguen a nuestra protagonista y de un estupendo uso de las luces de la ciudad nocturna. Devos construye una de las películas más luminosas del año desde un minimalismo por el que dejarse llevar. Su tempo del plano y en sus imágenes; en las que su propia construcción y los rostros de sus personajes ya aportan todo el significado sin necesidad de prácticamente diálogos. La mejor película vista en esta edición del D’A.

Valoración: 8,5/10

To The Ends of the Earth (Kiyoshi Kurosawa, Japón-Uzbekistán-Qatar) – Direccions

Yoko es una joven japonesa cuya personalidad es puesta a prueba cuando acude a Uzbekistán para grabar el último episodio de su serie de viajes alrededor del mundo.

Kiyoshi Kurosawa siempre interesa. Convertido en uno de los directores más prolíficos del cine nipón, el ya veterano cineasta (con casi 50 películas a sus espaldas) sigue irradiando una total libertad autoral en su mezcla de géneros y en las historias que cuenta. Un claro ejemplo de esta sensación de que es un cineasta libre, fuera de corrientes o modas, es To The Ends of the Earth; una emocional y singular película sobre el autodescubrimiento y el naíf (pero necesario) mensaje de perseguir nuestros sueños.

Yoko, nuestra protagonista, anda perdida en el exotismo de los parajes de Uzbekistán; pero en realidad su miedo e inseguridad es interno. Ante un trabajo que no le llena y en el que es explotada por su director y productor, estar tan lejos de la gente a la que ama y no seguir su verdadero sueño, el de ser cantante.

Desde un sobrio y excelente uso del panorámico para retratar la soledad y el clima inseguro que Yoko siente, Kiyoshi Kurosawa teje un heterogéneo estudio sobre la mirada, las frustraciones y la necesidad de luchar por nuestra vocación en el que el nipón llega a incluir un climático y emocional numero musical. Aupado en todo momento por la comprometida entrega de su protagonista, la ex-Idol japonesa Atsuko Maeda. Una gran joya de un director ecléctico, puramente libre.

Valoración: 8/10

Video Blues (Emma Tusell, España) – Un impulso colectivo

Emma repasa viejas cintas en VHS, donde se muestran descoloridos recuerdos familiares de aquellos lejanos años 80, cuando todavía era una niña. Mientras rememora los viajes a la costa y las risas infantiles, intenta recomponer retazos de una historia que nunca llegó a comprender del todo, unir las piezas de un puzle olvidado para descubrir que las cosas no eran lo que parecían.

Emma Tusell, reconocida como montadora de las últimas películas de Carlos Vermut y José Luis Cuerda, decide en su debut como directora un ejercicio personal en el que el propio lenguaje del montaje toma protagonismo.

Una reconstrucción de la infancia y la memoria familiar desde la distancia del tiempo con ecos al cine de José Luis Guerín (con el que también ha colaborado). Una jugosa reflexión sobre los recuerdos y el tiempo que esconde una demoledora y emotiva reconstrucción de la imagen de sus padres y, por tanto, de la propia infancia y juventud de Tusell.

Valoración: 7/10

Los sonámbulos (Paula Hernández, Argentina-Uruguay) – Direccions

Una mujer y su hija de 14 años, sonámbula, en pleno despertar. Un matrimonio en los bordes de una crisis silenciada. Una familia ritualista, matriarcal y endogámica. Abuela, hermanos, primos. Un nuevo verano, sudor, alcohol, tradiciones. Cuerpos desnudos, cuerpos que cambian y las miradas sobre esos cuerpos nacientes. Un nuevo festejo de fin de año en la vieja casona histórica familiar es la encerrona para que los sonámbulos finalmente despierten.

Exploradora del cosmos familiar y las tensiones y secretos que se esconden, Paula Hernández continua por esta vía en una película que remite en su mirada angustiante a filmes como Celebración de Thomas Vinterberg y La ciénaga de Lucrecia Martel. Un relato en el que se explora el entorno familiar como estamento con algunas divisiones de poder; por sexo o generación, en el que las mujeres (fuera de la matriarca) y los jóvenes no tienen el mismo poder de decisión.

Un crescendo de perversidad desde una puesta en escena naturalista y sutil en el que cabe destacar el gran trabajo de su reparto; liderado por una fantástica Érica Rivas, y por la joven Ornelia D’Elía. Madre e hija en la ficción, que se enfrentan a sus pasiones escondidas y al entorno que les agrede y utiliza.

Valoración: 7/10

Adam (Rhys Ernst, USA) – Talents

Adam, un adolescente difícil, llega para pasar su último verano de secundaria con su hermana mayor, quien se ha involucrado en movimientos activistas de lesbianas y transexuales de Nueva York. Allí conocerá por primera vez el amor, pero ella cree que él es transexual y él no sabe si seguirle el juego o contarle la verdad.

Co-creador de la serie Transparent, Rhys Ernst debuta en el largometraje con este encantador retrato naturalista, y no exento de cierta autocrítica, al universo LGTBI desde las claves de la coming of age adolescente y la comedia romántica indie que nombres como Noah Baumbach y Richard Linklater construyen con tanta maestría en las últimas décadas.

Aunque no parezca aportar nada nuevo a esta nueva ola de la dramedia del cine independiente estadounidense, Adam resulta sincera en su mensaje de inclusión, en su honestidad y con un dibujo de personajes dotados de cierto carisma. A ello se suma el muy buen trabajo de su joven reparto liderado por Nicholas Alexander y Margaret Qualley. Una de las películas del festival que pueden recomendar a aquellos a los que les asuste el término “cine de autor”.

Valoración: 7,5/10

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 471 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: