“Feliz día de tu muerte 2”; apuesta totalmente lúdica dejando atrás el slasher atrás en una secuela más gamberra, ambiciosa y disfrutable

Nota:
Tras el pelotazo de su primera entrega, Christopher Landon recupera los juegos temporales en una segunda entrega más cómica y gamberra que juega con los multiversos y en la que vuelve a exhibirse el carisma de la protagonista, Jessica Rothe

Tras la disfrutable mezcla entre Scream y Atrapado en el tiempo que se convirtió en un sorprendente taquillazo en USA hace año y medio, Christopher Landon dirige y escribe de nuevo una segunda parte aún más gamberra y exploit que cambia los viajes temporales de la primera entrega por multiversos y realidades paralelas en una secuela; dejando atrás el slasher en favor de la sci-fi y de la comedia más escatológica y delirante. Sustentada de nuevo en el innegable carisma y vis cómica de su “scream queen” protagonista, Jessica Rothe.

Dos años después de lo sucedido en la primera entrega, Tree (Jessica Rothe) y sus colegas descubrirán la verdadera razón de su bucle temporal, una máquina que Ryan Phan (Phi Vu) y otros nerds científicos estaban preparando como proyecto final en la universidad. Tree se verá de nuevo zambullida por los bucles temporales viajando de nuevo al día que repitió una y otra vez, pero esta vez con cambios en las personas a su alrededor, resultando ser una realidad alternativa de la que deberá decidir si quedarse o volver a su dimensión real mientras debe lidiar de nuevo con la amenazante figura del asesino “cara de bebé”.

Landon busca abrazar (siempre desde el guiño y la referencia superficial) la ciencia ficción y ahondar en los elementos más gamberros y cómicos dejando atrás el slasher aunque siempre desde la formula que ya funcionó en su predecesora, con la que dialoga continuamente; citando directamente en el filme su principal inspiración, Regreso al futuro 2.

A ello se suma un mayor peso de hilarantes personajes de la primera entrega como al ya citado Ryan Phan o a la líder de hermandad Danielle (Rachel Matthews) además de la siempre autoritaria figura de un decano surgido del puro cine ochentero (Steve Zissis). Un juego alocado de universos paralelos al que no hay que exigirle mucho más que lúdica diversión – canta un poco en sus momentos más emotivos -, cumpliendo perfectamente como gamberro entretenimiento que sabe mejor la fórmula ya creada en su predecesora, aunque pierda por el camino cualquier atisbo de terror.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 459 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: