“Disobedience”; Rachel Weisz y Rachel McAdams se dejan llevar por su libertad y pasión en una represiva comunidad judía

Nota:
El filme nos presenta a Ronit (Rachel Weisz), una fotógrafa de Nueva York que vuelve a Londres y la comunidad judía en la que creció al recibir una llamada que le anunciaba el fallecimiento de su padre, el rabino más importante de la comunidad

Primera producción internacional para el chileno Sebastián Lelio, que antes de ganar el Oscar de Película de Habla No Inglesa por la notable Una mujer fantástica, presentó en Toronto esta adaptación de la novela de Noemi Alderman que se entronca claramente con temas habituales del cineasta como la identidad sexual y la desobediencia y lucha de un individuo en una comunidad y ambiente represor. 

Tras ofrecer una de las películas más premiadas y reivindicadas del pasado año, Sebastián Lelio ofrece su primer filme en inglés – se encargará ahora del remake estadounidense de su propio filme, Gloria; protagonizada esta vez por Julianne Moore – aunque contenga muchos de los elementos que le han caracterizado como la mirada femenina y su lucha contra una sociedad o comunidad que les discute su libertad e identidad.

El filme nos presenta a Ronit (Rachel Weisz), una fotógrafa de Nueva York que vuelve a Londres y la comunidad judía en la que creció al recibir una llamada que le anunciaba el fallecimiento de su padre, el rabino más importante de la comunidad. Al volver a ese lugar, su mirada más progresista y libre chocará con las normas religiosas y sólo se verá aceptada por dos viejos amigos, Dovid (Alessandro Nivola); el claro sucesor en el puesto del padre de Ronit, y Esti (Rachel McAdams); una vieja amiga con la que tuvo un romance de adolescente y que ahora está casada con Dovid, siguiendo las normas de la comunidad. Siguiendo una vida reprimida y vacía, la llegada de Ronit aflorará de nuevo el peligro de la pasión para Esti y un enfrentamiento con la conservadora comunidad judía de la que forman parte.

Lelio parece evidenciar que el filme actual no es más que un encargo, aunque su temática y su buena habilidad como cineasta e intuitiva dirección de actores la alcen claramente; se intuye un cierto academicismo en algunos segmentos y una frialdad atmosférica funcional que resulta atractiva en muchos momentos por el buen trabajo de encuadres y primeros planos que teje el director chileno. Si algo destaca en el filme es indudablemente sus actrices, la química y complejidad dramática que las dos Rachel aportan a sus personajes; es indudablemente destacable, sobre todo porque Lelio centra las emociones a partir de los primeros planos y las miradas entre ellas; destacando sobre todo a McAdams, en el que puede ser el mejor papel de su carrera.

Aunque el filme narre un amor resucitado entre dos mujeres, Disobedience habla de muchas otras cosas como base central; sobre todo la discutible norma frente a las reglas preconcebidas de comunidades cerradas y religiosas, tejiendo un canto a la necesaria desobediencia y libertad identitaria e individual por la que luchan sus protagonistas frente a un universo represor y poco voluble, queriendo juntar sus cuerpos y vivir su pasión sin esconderse.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 321 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: